Creer vs. Saber

Una interpretación puede ser engañosa pero nunca la realidad de un resultado

 

Una de las características del ego es creer que sabe, y es justamente este aspecto, el que lo vuelve rígido y por lo tanto el que nos lleva a experimentar resultados desarmónicos y de contraste.

Aunque esto es necesario para que en algún punto del camino reconozcamos que vamos hacia donde no queremos ir, es oportuno e indispensable reconocer los comportamientos del ego para poder gobernarlo y así tomar las riendas de nuestro propio proceso evolutivo.

Hemos llegado a un punto maravilloso en el que la ciencia y la espiritualidad se toman de la mano. 

Hoy en día la ciencia nos muestra que los resultados, cualquiera que sean tienen que ser medibles y haber pasado por un proceso de prueba y error, para considerarlos científicos. 

Todo aquello que hace parte de las suposiciones son simples hipótesis y por lo tanto la ciencia no las considera como verdades.

La diferencia entre algo científico y una creencia es muy sencilla, lo científico puede medirse, mientras que la creencia no. La creencia no va a generar exactamente los mismos resultados en todos los lugares y espacios en donde se aplique.

Entrando al campo espiritual, cada uno de los aspectos que lo componen también pueden medirse. La personalidad puede medirse a través de los comportamientos y a través de los resultados que obtenemos

A pesar de que ni el pensamiento, ni la mente, ni la personalidad, son físicas, estas pueden medirse y verificarse, pues los experimentamos y podemos comprobar su presencia en cualquier momento.

La sabiduría es el resultado de aprender de los errores, por lo tanto para poder adquirir sabiduría es necesario tener ego pues es este el que comete errores. 

El ego es el que cree que sabe. Al intentar aplicar lo que cree saber, obtiene un resultado inverso a lo que esperaba encontrar, y entonces puede reconocer que no sabe.

La Secuencia de la Liberación

  • Creer en el Orden Universal

En la primera parte de nuestras experiencias de vida, cuando todavía no hemos verificado una gran cantidad de cosas, es indispensable creer. De ahí viene la fuerza de la creencia y la necesidad de la religión, cualquiera que sea. Esta es indispensable en los estados en que no sabemos nada para poder desarrollar la fuerza interna de la fe, y así podernos mover en la vida.

  • Ciencia

El principio científico se basa no en creer, sino en saber. Nuevos conocimientos son incluidos en el proceso para expandir la riqueza de la experiencia de vida. Entonces nuestro campo mental se expande e igualmente se prepara para saber mas acerca del orden universal. 

  • Sabiduría 

Entonces aparece la sabiduría, que consiste en saber vivir de acuerdo con el Orden Universal. Seguir el Orden del Universo significa ser capaz de orientarse por la realidad de la vida y no por las creencias.

Saber vivir es saber aprovechar lo que la vida ofrece para ser feliz y amar. De esta manera es posible tener éxito y prosperidad. 

En este momento, estamos dando un paso enorme. Reconocemos que creer es parte de la ignorancia (no saber) y nos disponemos a ser orientados por las leyes y los principios que funcionan de manera universal.

Sabiduría es algo que se desarrolla a través de un proceso de experiencias. 

Como éstas no las tenemos inicialmente, necesitamos tener creencias fuertes. Mas esas creencias posteriormente se pueden convertir en obstáculos, si no somos capaces de modificarlas. 

Cuando la religión se combina con la ciencia obtenemos sabiduría ya que en la primera parte simplemente creemos, pero en la segunda, aprendemos a medir a través de las verificaciones que llevamos a cabo en nuestro diario vivir.

La ciencia mide. La religión nos da una fuerza interior para avanzar, aun en medio de lo que no conocemos. 

Inicialmente, estamos combinando la religión con la ciencia y de esa combinación va surgiendo un nivel de sabiduría. Sin embargo la ciencia no es suficiente ya que el conocimiento aún es limitado. La ciencia solo hace parte de la sabiduría. El hecho de que conozcamos ciertos principios científicos, aún insuficientes, no significa que tengamos la capacidad de aprovechar lo que la vida ofrece para ser felices. 

Necesitamos otro paso más, que es aceptar que el universo ya tiene un orden y que no necesitamos cambiarlo sino aprovecharlo. 

Estos son los terrenos de la sabiduría. Tener el conocimiento no es suficiente para saber. Es necesario aplicarlo y verificar sus resultados.

 

Coaching Transformacional, Total Presence, Expansión de conciencia, amor universal, desconectando el ego

 

Es oportuno e indispensable reconocer los comportamientos del ego para poder gobernarlo y así tomar las riendas de nuestro propio proceso evolutivo

 

 

 

¿Cómo discernir entre la energía del ego y de la consciencia? 

¿Cómo liderar la vida fluyendo con las leyes universales y la energía del Amor?  

Coaching Personalizado

Bookmark and Share

 

Cuando creemos…

  • Desarrollamos la fe.
  • Obtenemos diferentes resultados a pesar de aplicar el mismo conocimiento en diferentes momentos o áreas de nuestra vida.
  • No es posible repetir un resultado voluntariamente.
  • Dependemos de la interpretación.
  • Luchamos interna y/o externamente o nos resignamos.
  • Oscilamos.
  • Podemos caer en la sensación de fracaso.
  • Se experimenta rigidez

Cuando sabemos…

  • No es necesario creer.
  • Es posible repetir el mismo resultado voluntariamente.
  • Nos liberamos de la interpretación.
  • Dejamos de luchar y nos acercamos a la aceptación.
  • Entramos en los campos de la neutralidad, es decir el Amor.
  • No existe el fracaso, siempre el éxito.
  • Hay apertura y flexibilidad para seguir aprendiendo y verificando

 

Si este articulo resuena contigo y sientes que necesitas apoyo alrededor de la identificación y transmutación de tus creencias, te invito a que explores en este enlace la opción de coaching con Total Presence