De la co-dependencia a la libertad

El co-dependiente coopera, es partícipe, apoya la dependencia de otro, porque en sí mismo es otro dependiente

El término de co-dependencia comenzó a salir a la luz cuando personas cuyas vidas habían comenzado a ser inmanejables como resultado de tener una relación comprometida con un alcohólico, empezaron a reunirse para apoyarse mutuamente.

Como resultado de esto, se dieron cuenta que así como los dependientes manifestaban condiciones similares, los acompañantes o co-dependientes también manifestaban patrones de pensamiento y comportamiento afines.

A pesar de que este término es ampliamente utilizado y conocido allí en donde hay algún tipo de adicción (juego, drogas, alcohol, etc.), es importante reconocer que los patrones de la co-dependencia son mucho mas comunes de lo que pensamos, dentro de la sociedad en la que vivimos. 

Una persona co-dependiente es aquella que permite que los comportamientos de alguien lo afecten y como consecuencia entra en el juego de querer controlarlo. Esa otra persona puede ser un niño, un adulto, una pareja, un padre, un hijo, un amigo, hermano, etc.

Este articulo te invita a que te auto-evalúes y observes si en el presente tu vida está liderada por información que te atrapa dentro de patrones de dependencia, aún así no haya síntomas o experiencias relacionadas con "adicciones" alrededor tuyo.

Patrones de la co-dependencia

Algunos de los patrones que se repiten en la co-dependencia: 

  • Sentirse responsable por los estados emocionales de otros. 
  • Sentirse atrapado en una relación. 
  • Sentir que no es posible “vivir sin el otro”. 
  • Sentirse culpable, ansioso al tomar distancia de alguien. 
  • Preocuparse e incluso enfermarse por los demás.
  • Sentir la necesidad de “salvar o rescatar”, “cubrir” o “impedir” los errores de otros. 
  • Tolerar maltratos o abusos porque “se ama”. 
  • Nutrir en el interior la esperanza de que los demás van a cambiar gracias a sus “consejos y apoyo”, mientras los hechos muestran que todo sigue igual o peor. 
  • Experimentar coraje cuando la “ayuda”, “consejo” o “guía”, muchas veces no solicitada, no resulta efectiva. 
  • Anticiparse a las necesidades de los demás. 
  • Responder con un “si” inmediato cuando en realidad se quiere dar un “no” como respuesta. 
  • Sentir la necesidad de complacer a otros por encima de las necesidades propias. 
  • Tendencia a negar los patrones familiares disfuncionales. 
  • Tendencia a mantenerse ocupado para no pensar.
  • Intentar ayudar utilizando métodos que no traen ninguna solución.
  • Influenciar, controlar, manipular las decisiones de otros para sentirse bien.
  • Experimentar miedo por herir los sentimientos de alguien porque en realidad es una forma de herirse a si mismo.
  • Ser fácilmente "herible" o susceptible.

Efectos que se generan

  • Relaciones limitantes 
  • Relaciones exclusivas 
  • Apegos
  • Sentimientos: rabia, culpa, victimización, impaciencia, control, preocupación, sensación de ser utilizado o abusado, celos 
  • Protección y fortalecimiento de miedos e inseguridades
  • Debilidad física, propensión a problemas de salud
  • Limitar el potencial propio y el de las partes involucradas
  • Necesidad de huir y no enfrentar lo que demanda un cambio
  • Confrontaciones
  • Juicios y críticas permanentes a sí mismo y a quienes no piensan y actúan de la misma manera
  • Comunicación disfuncional

Causas que originan la co-dependencia

  • Interpretación equivocada del Amor 
    • Baja autoestima 
    • Inseguridad 
  • Miedos
  • Copia de modelos familiares automáticos que vienen siendo transmitidos de generación en generación y que se basan en el miedo


De la co-dependencia hacia la libertad

Hay un camino por recorrer para acercarse a la comprensión de la libertad.

Los patrones de la co-dependencia hacen parte de este camino ya que los resultados de las acciones que tomamos a partir de las creencias que nutrimos en nuestro interior, nos dan una retro-alimentación permanente de la información que lidera nuestra vida. 

A pesar de lo trágico o dramático que parece el proceso para los ojos del ego, el universo en su perfecta pedagogía permite cada paso, cada error y cada consecuencia del mismo, porque es la comprensión de todo el proceso lo que da acceso a la verdadera libertad y a la evolución de cada una de las partes involucradas.

  • Negación

En un principio el ego "cree" que todo es y debe ser como está, a pesar de los resultados des-armónicos y de las cargas emocionales que se experimentan.
Hay resistencia frente a los posibles llamados de atención que vienen de personas que pueden ver claro, y una profunda tendencia a proteger los patrones insanos de comportamiento y a las personas involucradas.

  • Crisis

Se experimentan permanentes crisis, dificultades, fricciones como consecuencias de las decisiones que se toman, sin embargo el ego se empecina en utilizar la misma fórmula a pesar de seguir obteniendo los mismos resultados.

  • Saturación

Después de experimentar múltiples crisis, llega una situación que genera la saturación. Ante esta, uno de los egos involucrados en la relación de co-dependencia baja la guardia. 

Después de haber intentado todas las opciones posibles sin ningún resultado en positivo, se agota la energía vital y se abre una puerta de luz. Esto quiere decir que finalmente la persona busca un camino que lo lleva al inicio de la comprensión de la cadena de causas y los efectos que se generan a partir de las decisiones que ha venido tomando. 

La ley de evolución nos permite pasar a través de situaciones de crisis para así poder romper con conceptos cristalizados que nos limitan y nos llevan a permanecer en estructuras rígidas. La confrontación que el ego vive frente a una gran crisis, lo lleva a ensayar nuevas opciones y a activar el potencial de la persona de comprensión y liberación. 

  • Cambio de patrones para relacionarse

Cuando el ego se rinde, aparece la luz, sin embargo no se ha comprendido la nueva fórmula para establecer relaciones sanas, hasta que ésta se convierte en un nuevo hábito. 

Esto implica un cambio de dinámica en la relación y por lo tanto en muchos casos, el distanciamiento momentáneo o incluso definitivo de la relación. 

Es justamente este paso el que mas teme el ego porque a pesar de las señales de la vida y de los mensajes en momentos de consciencia, que invitan a realizar cambios, este no ha aprendido a llenar sus propios espacios vacíos, y ha creado cadenas que se hacen difíciles de romper. 

Esta etapa del proceso generalmente requiere un apoyo externo para retro-alimentarlo y empoderarlo porque una vez la persona ha recobrado su energía vital, el ego tiende a volver a utilizar la información y los patrones de comportamiento que conoce, así ya haya verificado que no funcionan.

  • La libertad

Cuando empezamos a comprender el verdadero significado del Amor, y nos alineamos con la forma como fluye la energía universal, nuestra experiencia de vida se transforma y con esto viene la vivencia de la libertad.

La persona co-dependiente quiere ser la "buena del paseo". Aquella que pone por encima de sus propias necesidades, las necesidades de otros, o busca que otros la "necesiten" porque no ha aprendido a AMARSE a sí misma. 

No ha aprendido a encontrar sus propios valores, y busca llenar sus espacios vacíos de manera inconsciente a través de las relaciones con otros, así estas sean destructivas.

Una persona co-dependiente puede estar rodeada de miles de personas, pero por dentro sentirse vacío o experimentar permanentemente miedo ante la posibilidad de enfrentar la soledad. En otros casos puede vivir en soledad a pesar del miedo que le tiene a esta. Lucha contra ella, y a la vez se protege con ella.

La libertad se experimenta cuando:

  • Se disfruta la soledad tanto como la compañía.
  • Se establecen lazos que empoderan.
  • Se unen fuerzas con otros para crear, descubrir, explorar, permitir, crecer.
  • Se asumen los resultados de los errores propios y se permite a los demás que comentan errores y que tomen responsabilidad de trascenderlos.
  • Se comprende que tanto lo bueno como lo malo son conceptos del ego y que la consciencia y el Amor están por encima de estos polos opuestos.
  • Se aprende a pasar a través de las emociones y los sentimientos que se experimentan como resultado de las creencias que se tienen, pero a la vez está presente la fuerza que activa la voluntad para no liderar la vida desde estas energías.
  • Se es suficientemente flexible como para adaptarse a las creencias y formas de vivir de los demás, y suficientemente firme como para no permitir que los sentimientos y decisiones de los demás afecten las decisiones propias.
  • Se busca un bienestar común y no únicamente individual.
  • Hay coherencia entre lo que lo que se piensa, se dice y se hace.
  • Se permite el uso del libre albedrío de las personas con quienes se establecen relaciones. Esto implica no interferir en el proceso evolutivo de nadie.
  • Se comprende el profundo valor del Respeto.
  • Se ha aprendido a amarse, valorar y amar todo lo que existe aunque el ego no lo comprenda.
  • A mayor comprensión, menos miedos que nos limiten y mayor libertad. Libertad de tomar decisiones y de asumir los resultados que se generen de estos. 

 

total presence, ego, codependencia, coaching, leyes universales

Los apegos nos anclan a un mundo rígido y limitado, y no nos permiten evolucionar y avanzar a través de un camino libre de sombras y miedos. Decídete a soltar viejos amarres para dar la bienvenida a nuevas perspectivas y acciones llenas de libertad

 

 

 

¿Cómo discernir entre la energía del ego y de la consciencia?

¿Cómo liderar la vida fluyendo con las leyes universales y la energía del Amor?

Coaching Personalizado

 

Comparte este artículo

Bookmark and Share

 

 





el amor total presence




¿Hacia dónde me llevan los cambios que están ocurriendo en la tierra?

¿Qué me corresponde hacer para fluir con dichos cambios?

¿Cómo es la nueva civilización que se avecina con la nueva era?

¿Cómo ser correspondiente con ella?

Súperhumanidad

 

 

En una relación de AMOR...

Cada uno sabe que es responsable de sus sentimientos, pensamientos, acciones y de los resultados que obtiene en la vida...

Cada uno es responsable de su propia felicidad y se siente feliz porque el otro lo sea, aún así esto implique no compartir el mismo espacio y/o los mismos ideales...

La relación se convierte en una compañía para crecer y evolucionar y se apoya permanentemente en la energía del Respeto...

Se desarrolla la comprensión y la sabiduría...

 



En la codependencia... 

Cada uno "cree" que es responsable de los pensamientos, sentimientos, acciones y de los resultados que el otro obtiene en la vida...

Cada uno asume que es responsable de la felicidad del otro y ninguno ha aprendido a ser feliz por si mismo...

Cada uno se convierte en una interferencia en la evolución del otro...

Se desarrolla el ego...



 

 


Si este articulo resuena contigo y sientes que necesitas apoyo alrededor de este tema, te invito a que explores en este enlace la opción de coaching con Total Presence

Comparte este artículo

Bookmark and Share

Deja tus comentarios...